Sillas vintage

Historia de una nieta – sillas vintage

Me apego fácilmente a cosas, como estas sillas vintage que tenemos en casa de nuestros abuelos, allí donde pasamos muchos inviernos sentados escuchando sus historias.
Especialmente si evocan pensamientos de personas que amo, lugares a los que he ido y cosas que he experimentado.

Los gurús organizadores llamarían a esto “desorden de la memoria” y predicarían que siempre debemos tener cuidado con estas cosas.

Silla de Comedor Cool tapizada en Tela Patchwork inspiración Silla Tower

Pero hay algo que decir sobre los objetos tangibles que nos ayudan a recordar partes de nuestra vida que eran significativas.
Es como tener un trozo del pasado directamente en nuestras manos para que sepamos que no lo imaginamos.

Es la razón por la que nunca podré escanear las fotos de las obras de arte de mis hijos en archivos digitales. Las manitas de mis hijos tocaron la página… No se puede ver el sangrado de los crayones y marcadores en una copia digital…. Simplemente no es lo mismo!!

Y es por eso que también salvé esta silla del asilo de ancianos de mi abuela el día antes de que muriera en Nochevieja, esa silla que por última vez la vi sentada diciéndome lo mucho que me admiraba y quería.
Nadie más vio su belleza excepto yo.

No es que necesitara  sillas vintage en mi casa, pero sabía que esas sillas que estaban en su casa de reposo, sería hermosa con un cambio de imagen y que nuestra familia apreciaría su memoria.

Por lo que dispuesto a seguir en la memoria de mis abuelos, decidimos acompañar esas sillas tan nostálgicas con una fabulosa mesa vintage digna de ellas.

Si te sientes reflejada en esta historia, no decidas olvidar esos recuerdos que tan agradables momentos te dieron, por lo que si tienes un mueble vintage y necesitas acompañarlo con otro objeto de decoración vintage, te ayudamos a encontrarlos en vintageros.com